miércoles, 5 de octubre de 2011

TALLERES BÍBLICOS: “LA PALABRA DE DIOS, LUGAR DE ENCUENTRO CON EL SEÑOR”


Nuestra misión en Ucacha, tiene como uno de los ejes principales, presentar al Señor que habita en las Sagradas Escrituras y que invita a vivir los valores del Reino.

Deseamos hacer vida lo que el Espíritu Santo nos revela como necesidad y urgencia para alentar el andar de nuestros pueblos de América Latina y El Caribe: “es necesario proponer a los fieles la Palabra de Dios como don del Padre para el encuentro con Jesucristo vivo, camino de “auténtica conversión y renovada comunión y solidaridad”(cf. DA 248)

Portadoras de esta Palabra de Vida, sin mérito alguno, disponemos el corazón y todo lo que somos para que el Maestro, haga uso de nuestra frágil arcilla y se acerque a nuestros hermanos hambrientos de Dios.


Al organizar los Talleres Bíblicos anhelamos suscitar, en ellos, la necesidad y dependencia de la lectura diaria y orante de la Palabra de Dios que dice de sí misma que “es más dulce que la miel”.

Acerquémonos al documento de Aparecida  que en los art. 247 y 248 nos dice:

247 “Encontramos a Jesús en la Sagrada Escritura, leída en la Iglesia. La Sagrada Escritura, “Palabra de Dios escrita por inspiración del Espíritu Santo”(DV9), es, con la Tradición, fuente de vida para la Iglesia y alma de su acción evangelizadora. Desconocer la escritura es desconocer a Jesucristo y renunciar a anunciarlo. De aquí la invitación de Benedicto XVI: “Al iniciar la nueva etapa que la Iglesia misionera de América Latina y El Caribe se dispone a emprender, a partir de esta V Conferencia General en Aparecida, es condición indispensable el conocimiento profundo y vivencial de la Palabra de Dios. Por esto, hay que educar al pueblo en la lectura y la meditación de la Palabra en la lectura y en la meditación de la Palabra: que ella se convierta en su alimento para que, por propia experiencia, vea que las palabras de Jesús son espíritu y vida ( cf. Jn 6,63) De lo contrario, ¿cómo van a anunciar un mensaje cuyo contenido y espíritu no conocen a fondo? Hemos de fundamentar nuestro compromiso misionero y toda nuestra vida en la roca de la Palabra de Dios”.

248 Se hace, pues necesario proponer a los fieles la Palabra de Dios como don del Padre para el encuentro con Jesucristo vivo, camino de “auténtica conversión y renovada comunión y solidaridad”(E Am 12) Esta propuesta será  mediación de encuentro con el Señor si se presenta la palabra revelada, contenida en la Escritura, como fuente de evangelización. Los discípulos de Jesús anhelan nutrirse con el Pan de la Palabra: quieren acceder a la interpretación adecuada de los textos bíblicos, a emplearlos como mediación de diálogo con Jesucristo, y a que sean alma de la propia evangelización y del anuncio de Jesús a todos. Por esto, la importancia de una “pastoral bíblica”, entendida como animación bíblica de la pastoral, que sea escuela de interpretación o conocimiento de la Palabra, de comunión con Jesús u oración con la Palabra. Esto exige, por parte de los obispos, presbíteros, diáconos y ministros laicos de la Palabra, un acercamiento a la Sagrada Escritura que no sea sólo intelectual e instrumental, sino con un corazón “hambriento de oír la Palabra del Señor” (Am 8,11)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

DEJANOS TU COMENTARIO

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...